Buscar
  • Luxury, Premium & Fashion

¿A qué sabe el oro?

La gastronomía moderna se ve constantemente influenciada por nuevas corrientes y tendencias culinarias. Un ingrediente en particular se ha popularizado en tiempos recientes siendo utilizado por muchos de los más grandes chefs del mundo para decorar desde los platillos más ordinarios hasta los más elaborados para convertirlos, sin importar lo Gourmet, en codiciados por más de uno.


En el Manila Social Club en el distrito de Brooklyn, Nueva York, nace la dona cubierta de oro. Una creación del chef Bjorn DelaCruz. Este postre tiene un valor aproximado de cien dólares, está barnizada con champán y tiene un relleno de mousse de ube y gelatina de champaña.




El taco más caro del mundo lo puedes encontrar en Los Cabos, México por la increíble cantidad de 25 mil dólares. Comenzando con la base, una tortilla hecha con láminas de oro de veinticuatro quilates, rellena de caviar de beluga, brie, trufa blanca y negra, langosta y carne kobe. Además, el taco está acompañado de una salsa de chile morita, café civeta y Tequila Pasión Azteca que por sí sola la botella tiene un costo de 150 mil dólares.



Alitas bañadas en oro comestible de 24 quilates están disponibles en The Ainsworth, sports bar en Manhattan. Este platillo es el resultado de una colaboración con el chef Jonathan Cheban, también conocido como Food God. Las alitas están bañadas en una mezcla de mantequilla, chipotle y miel reposadas para más adelante ser cubiertas en láminas de oro. El precio varia entre los treinta y mil dólares.




El chef holandés Diego Buik es el creador de esta hamburguesa elaborada con carne de wagyu japonés, filete negro de ternera Angus, langosta del río Oosterchelde, foie gras, caviar, trufa y hojas de oro comestible. Con queso Remeker artesanal, jamón serrano, tomates japoneses y va acompañada de una salsa de café de Jamaica Blue Mountain, vainilla de Madagascar, azafrán, soya de Japón y lechuga francesa. El costo es de un millón y medio de pesos.




En Serendipity 3 sirven el sundae más caro del mundo, un postre como ningún otro. Un helado de vainilla tahitiana con una infusión de vainilla de Madagascar, cubierto con hoja de oro comestible y una variedad de chocolates raros. Amedei Porcelana y trozos de Chuao venezolano. Crema congelada de vainilla a la que le espolvorean almendras cubiertas de oro, frutos caramelizados parisinos con la adición de una copa de cristal con caviar infusionado con fruto de la pasión, naranja y Armangnac. El toque final de este alucinante postre es una flor de azúcar, trufas de chocolate y cerezas de mazapán. Deberás pagar mil dólares para probarlo.



481 vistas

¡Síguenos!

  • WHATSAPP BLANCO
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono LinkedIn

Copyright 2019 © Luxury, Premium & Fashion. Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.